Cargando...

Participantes #ClaveriadaValle2017?


Natalia Hernández S.

  Después de Claveriada Valle 2017; el inicio de un nuevo ciclo

El encuentro más grande de jóvenes ignacianos a nivel nacional culminó con éxito y promete ser el inicio de un nuevo ciclo para la RJI.

Días después de la gran experiencia de Claveriada, los jóvenes ignacianos han vuelto a sus regiones y a sus cotidianidades para vivir y transmitir lo que fue este gran encuentro de tres días que se destacó en diferentes puntos.

Sin duda la sensibilización frente a la situación del país fue uno de los grandes temas que se trabajó en Claveriada. La puesta en escena de Nilson Jair S.J., en donde se representó la magia del teatro, el dolor de las víctimas y la misión de reconciliación; fue el primer momento que tuvieron los participantes para experimentar y tratar el tema de la realidad del país. A su vez se contó con dos grandes conferencias sobre reconciliación, la primera la trabajó Stivel Toloza S.J., en donde expuso su trabajo de grado que actualmente desarrolla para la maestría y que se basa sobre el trabajo del perdón. La segunda conferencia estuvo dirigida por el Instituto Mayor Campesino (IMCA), en donde Pedro Antonio Ojeda, promotor social de esta institución, presentó todas las líneas de trabajo que actualmente desarrollan en las veredas del Valle del Cauca. A su vez, tres jóvenes campesinos provenientes de veredas donde tiene presencia el IMCA, dieron su testimonio de reconciliación en el campo.

La espiritualidad ignaciana fue otro pilar de la Claveriada. Las oraciones y exámenes generales estuvieron conformadas por varias actividades como la Noche Taizé, las celebraciones litúrgicas en el IMCA, la peregrinación a la Basílica del Señor de los Milagros, y los actos simbólicos como los compromisos con la reconciliación puestos en la gran Ceiba del IMCA.

La música, el teatro y el arte en general también tuvieron un gran espacio en diferentes momentos del encuentro. El primer día se presentaron a las regiones que hicieron parte de Claveriada por medio del baile y la música típica de cada zona. El segundo día, se realizó la gran noche cultural en donde cada delegación presentó por medio de coreografías, poemas y puestas en escena, la cotidianidad y las costumbres de cada región.

Finalmente, el último día se trabajaron las formas en las cuales se puede fortalecer la Red Juvenil Ignaciana. Este espacio se basó en conversatorios que sirvieron para que las diferentes obras propusieran ideas para articular proyectos y de esta forma generar una transformación mucho mayor en las diferentes zonas donde tienen presencia los jóvenes ignacianos.

Después de la gran Claveriada Valle, solo queda agradecer al equipo organizador de la RJI, al IMCA, a la Javeriana Cali (directivos y voluntarios) y al colegio Berchmans por la logística de Claveriada. También felicitamos y agradecemos a todos los participantes por hacer de este encuentro una experiencia llena de momentos enriquecedores en donde la variedad aportó distintos tintes de ignacianidad pero con un solo objetivo y es transformar Colombia para que sigamos siendo testigos de amistad y reconciliación

Comentar vía Facebook